La Señora de Montesco

La Señora de Montesco, 2014.

En el prólogo de la obra de Shakesperare Romeo y Julieta, hay una frase que reza así: “Atended al triste enredo, y supliréis con vuestra atención lo que falte a la tragedia”.

En Romeo y Julieta, el amor está íntimamente relacionado con la muerte, siendo ésta la única tradición que une a Capuletos y Montescos. Es terrorífica la impresión que deja el final de este maravilloso teatro, reflejando la fragilidad de la vida, lo irreflexivo de la mente joven, la irreversibilidad de la muerte y el peso brutal de la culpa.

La motivación primera y última de Sofía al escribir este libro -novela y no teatro-, fue indagar en el corazón de la madre de Romeo Montesco. La maternidad es un tema que ya trabajó la autora en la obra El último pecado capital. La señora de Montesco es un personaje que no tiene nombre en la obra de Shakespeare, y cuenta con apenas una escena al inicio de la tragedia. Sin embargo, la autora se percató de que su actitud contrastaba marcadamente con la de los demás miembros de ambas familias. La señora de Montesco es una pacifista en medio de una guerra sin pies ni cabeza. De ahí que darle voz y una historia tuviese mucho interés para la autora.

La escritora hizo una primera publicación sin editorial en el año 2014. Fue Editorial Dalya la que se interesó por la obra y la reeditó en el año 2015. Ahora, tras los graves problemas legales con Dalya, Sofía Navarro tiene previsto lanzar una nueva edición de la obra para disfrute de sus lectores, ya sin el sello editorial detrás.